que dieta seguir para adelgazar

Comidas para adelgazar y comer cosas buenas

que dieta seguir para adelgazarSi bien hacer una dieta para adelgazar requiere que eliminemos algunos alimentos, cambiemos la forma de cocinarlos e incorporemos ingredientes de bajo contenido calórico, eso no significa que debamos aburrirnos y comer comidas poco atractivas. Al contrario, la clave de mantenernos en una dieta para bajar de peso radica en disfrutarla y llevar una alimentación saludable con comidas que sean deliciosas y divertidas.

Lo más importante de seguir una dieta saludable para perder peso y estar en buena forma, es adquirir hábitos de alimentación, y ese proceso no tiene porqué ser poco agraciado. Existen muchas formas de hacer comidas deliciosas para adelgazar. Por ejemplo, en dietas para adelgazar 5 kilos de forma sana y sencilla o en planes para perder 10 kilos o más, podemos incluir verduras al vapor aliñadas, mariscos, brochetas de vegetales y frutas, leguminosas guisadas, pollo al horno con vegetales, etc. Hay un sinfín de alternativas para jugar con el menú semanal que podemos incorporar en muchos tipos de dietas personalizadas para bajar de peso, y hacer que cada comida sea un plato saludable, rico en nutrientes, saciante y delicioso.  

Entonces, ¿Quién dijo que hacer dieta es sinónimo de aburrimiento? Te mostramos a continuación algunas opciones saludables para comer cosas buenas en una dieta para adelgazar, te alimentas bien y mantienes buena salud corporal y emocional.

5 comidas deliciosas para adelgazar

¿Necesitas bajar de peso pero te preocupa la dieta? Esta es una de las preguntas que más se hacen quienes desean adelgazar y temen comer mal o pasar hambre. ¡Pareciera que alimentarse sanamente es un sacrificio! ¡Pero no! Podemos hacer dietas para adelgazar preparando suculentas comidas, solo debemos usar y combinar ingredientes de bajo contenido calórico, incluir alimentos no procesados, abundantes frutas y verduras, tomar mucho líquido y emplear técnicas de cocción más saludables como cocer al vapor, a la plancha u hornear las comidas.

Descubramos 5 comidas apetitosas, ligeras, sanas y equilibradas que no solo nos harán adelgazar y llevar una vida sana, sino que disfrutaremos al máximo. ¡Son comidas increíbles!

  1. Brócoli al vapor decorado con frutos secos

Preparar verduras al vapor es una de las formas más sencillas de incorporar en la dieta alimentos para adelgazar. El brócoli es un alimento con muy pocas calorías, rico en fibra e ideal para incluir en dietas de adelgazamiento. Pero además, es uno de esos alimentos con el que podemos hacer exquisiteces. El brócoli al vapor se puede preparar con un toque especial de aliño que va a cambiar por completo el sabor tradicional de la verdura. Después de vaporar el brócoli, podemos tomar media cucharada de pasta de sésamo, zumo de medio limón y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, mezclamos y condimentamos con un poco de sal y pimienta blanca molida. Luego, tostamos (sin aceite) unos 10 gramos de anacardos y, finalmente, servimos el brócoli y añadimos el aliño por encima. Para decorar colocamos los anacardos tostados. ¡Una comida espectacular, de pocas calorías y deliciosa!

  1. Garbanzos con setas

setas para adelgazarTanto los garbanzos como las setas son ingredientes muy recomendados en las dietas de adelgazamiento, y cuando se unen se consigue un plato lleno de sabor y nutrientes increíble. Las legumbres no solo son ricas en nutrientes esenciales, sino que también son muy buenas para acelerar el metabolismo y, en consecuencia, ayudan a adelgazar más rápido. Además, son versátiles y muy económicas. De modo que las podemos combinar con diferentes ingredientes. En este plato las combinamos con setas, una proteína vegetal, rica en fibra y con mucha agua; propiedades que ayudan a reducir el apetito y aumentan la sensación de saciedad. En este caso, digamos que lo más difícil es la cocción de los garbanzos, por el tiempo que tardan en cocerse. Sin embargo, al final, verás que habrá valido la pena. Antes de cocinar los garbanzos debemos ponerlos en remojo un día antes de preparar el plato. Para cocer los garbanzos, pon una olla con agua a hervir y, cuando hierva, agrega un poco de sal y añade los garbanzos. Dejamos cocinar a fuego lento. Mientras se cocinan los garbanzos, preparamos las setas: las cortamos (en trozos pequeños) y las ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva, sal y ajo molido. Luego de cocidas las setas y, una vez listos los garbanzos, se añade las setas a los garbanzos, un poco de salsa de tomate y se cocina por unos 10 minutos hasta lograr mezclar los sabores. ¡Listo! Tenemos otro plato sano y rico con muy poquito esfuerzo.

  1. Ensaladilla rusa

¿Y a quién no le apetece una ensalada rusa? Sabemos que una ensalada bien aderezada es una tentación a la que cuesta resistirse. Por eso hemos traído una ensalada en donde mezclamos ingredientes deliciosos que no tiene nada que envidiar a la tradicional ensalada rusa con mayonesa. La única recomendación es controlar la cantidad que vamos a servir. Esta ensaladilla lleva ingredientes poco calóricos y ricos en grasas buenas. Con un poco de jamón de pavo, un aguacate, una manzana, atún en conserva al natural, unos 200 gramos de piña en su jugo, dos o tres huevos cocidos y un poco de mayonesa light, hacemos una ensaladilla deliciosa fácil de incluir en la dieta. La recomendación es trocear en cuadritos todos los ingredientes y mezclar con la mayonesa. Para aligerar un poco más el plato, se puede añadir a la mayonesa leche y un poco de gelatina neutra diluida en agua (en este caso se usa la mitad de la mayonesa). El propósito de añadir gelatina es compensar la consistencia que pierde la mayonesa cuando se añade la leche. Al final, tendremos una ensaladilla sana, deliciosa y ¡muy atractiva!

  1. Pasta con atún gratinada

Muchas dietas para adelgazar incluyen pasta por lo menos dos veces por semana en los menús. La pasta es un alimento que aporta energía por horas y tiene un elevado poder saciante. Estamos hablando de un azúcar lento que nos permite consumir estas calorías antes de que logren almacenarse en nuestros depósitos de grasas. Una pasta de atún gratinada es muy fácil de hacer. Se usa tomate natural y se prepara una salsa con ajo, cebolla y aceite de oliva. Luego, preparas tu pasta de forma tradicional y la colocas en una bandeja para hornear y encima se esparce el atún al natural (sin líquido). Ahora se dispersan unas seis cucharadas de la salsa de tomate que has preparado. Si gustas, adiciona un poco de queso emmental rallado y añades unos taquitos de jamón de york para que el gratinado sea mucho más atractivo. Finalmente, hornea con calor superior y pon a gratinar hasta lograr que el queso se dore y se funda. ¡Listo! Saca del horno y decora con unas hojitas frescas de albahaca. ¡Disfruta de un platillo genial para adelgazar! 

  1. Brochetas de piña y langostinos

piña para adelgazarPreparar brochetas es una forma de incluir platillos atractivos en la dieta. Tanto la piña como los langostinos a la plancha forman una combinación perfecta y deliciosa de comer sin temer ganar peso. La piña es una fruta con propiedades depurativas y saciantes, de hecho se ha convertido en un alimento indispensable en las dietas de adelgazamiento. Mientras que los langostinos, ricos en proteínas, son muy bajos en grasas y carbohidratos, de manera que comer brochetas de piña con langostinos es ideal para incluir en cualquier dieta para bajar de peso.  Además, como se cocinan a la plancha, el plato es mucho más ligero.

Las brochetas de piña con langostinos son muy fáciles y rápidas de preparar, bastaría pelar y cortar la piña, limpiar los langostinos y ensartar alternativamente en palillos de brocheta. Luego se cocinan las brochetas en una plancha con un poco de aceite de oliva. Podemos acompañar nuestras brochetas con una ensalada de lechuga y tomate en rodajas o con la guarnición de tu preferencia. 

Hay muchísimas formas de hacer dieta y disfrutar de las comidas. Obviamente, se necesita organizar los menús y dedicarte un poco más a la cocina, claro está, sin que eso signifique esclavizarse. Por el contrario, preparar comidas saludables y crear platos nutritivos y deliciosos puede convertirse en un hábito que vas a agradecer de por vida. Tendrás una vida sana, estarás en forma, ganarás en salud y siempre vas a querer probar cosas nuevas, y estamos seguros, que cada vez lo vas a hacer mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.