San Jacobo de queso de cabra y salvia

Celebramos el día de Santiago con estos San Jacobo de queso de cabra, un relleno plenamente mediterráneo. Cuando los pruebas te transportas sin remedio a algún aromático risco desde que se divisa un mar azul y en el que las cabras son, por supuesto, felices. Sabores auténticos. A veces eso de San Jacobo recuerda a comidas de colegio, congelados, rellenos de algún plasticoso queso en lonchas. Nada que ver. Los acompañé con unas buenas rodajas de un tomate excepcional y salió una comida verdaderamente festiva y veraniega. Porque estos tomates o se dan en verano o no se dan. Para mí son un auténtico manjar.

San Jacobo de queso de cabra y salvia

Me quedé con dos deseos. El primero, probar el invento con cerdo ibérico, en lugar de normal. Pero no lo pude conseguir. El segundo, utilizar berenjenas en vez de carne. En este caso, fueron los comensales los que me hicieron cambiar de ideas: unos cuantos adolescentes ávidos de proteína pueden ser muy claros y persuasivos. En cualquier caso, ahí quedan las dos propuestas.

salviaQueso de cabra y salvia

La receta

Dificultad media | 1 h 30 minutos [activo: 1 h 30 minutos]

Ingredientes

[cuatro personas]
24 filetes muy finos de lomo de cerdo • 100 g de queso de cabra de rulo • 6 hojas de salvia • 1 diente de ajo • 2 filetes de anchoa en aceite • 2 huevos • pan rallado • aceite de oliva virgen extra • pimienta negra molida

[una persona]
6 filetes muy finos de lomo de cerdo • 30 g de queso de cabra de rulo • 1 hoja de salvia • 1/4 de diente de ajo • 1/2 filete de anchoa en aceite • 1 huevo • pan rallado • aceite de oliva virgen extra • pimienta negra molida

Elaboración del San Jacobo con queso de cabra y salvia

    Mezclar el queso con las hojas de salvia y el ajo muy picados y las anchoas. Aplastar con un tenedor hasta conseguir una crema.
    Recortar los bordes de los filetes de lomo de cerdo y colocarlos todos sobre una tabla. Sazonarlos con pimienta.
    Repartir el relleno extendiéndolo sobre la mitad de los filetes. Cubrirlos con el resto de los filetes apretando bien para que queden pegados.
    Pasar los filetes rellenos por huevo batido y pan rallado y freírlos en abundante aceite bien caliente. Si empieza a hacer mucho ruido y a chisporrotear es que se está saliendo el relleno y hay que retirar ese filete de la sartén enseguida.
    Escurrirlos sobre papel absorbente y servirlos con una ensalada.

Notas

Esta receta puede hacerse con berenjenas en rodajas, en lugar del lomo de cerdo.
Fríos están también muy buenos.

San Jacobo de queso de cabra y salvia

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...