Pastel de avellana y melocotón al brandy

Estaba batiendo la mantequilla con el azúcar para esta receta y el olor del batido me trajo de lleno el recuerdo de aquellos bocatas de mantequilla con azúcar que nos daban a veces. Aunque no eran mis favoritos, me vinieron a la cabeza acompañados de imágenes de veranos y de juegos y de chocolatinas con cromo. Y también de una sensación mucho más despreocupada del comer, pues era una época en que comer era bastante menos complicado que ahora y no sólo para los niños. Eso de comer sano no existía ni como concepto, creo yo. Había dietas, sí, pero las ponía el médico sólo cuando estaba uno ya muy, muy malito. Y mientras tanto: vía libre. Por un lado echo de menos esos tiempos en que el único tabú gastronómico vigente era la carne los viernes de cuaresma. Pero no creo que sea capaz de volver a ellos. Ya tengo muy metidas en el coco demasiadas restricciones ético-saludables (¿por qué lo que se come y lo que no tiene esa tendencia a pasar al plano moral?). Que si tal grasa sí, tal grasa no; que más pescado azul; que si tal colorante; que si frutos secos no que engordan; que si frutos secos sí que son muy buenos…

Por un día he decidido olvidarme de puritanismos gastronómicos y hacer un pastel con su mantequillita de la buena y un poco de brandy además, ¡hala! Y he tenido un gran éxito debo decir. Las variaciones se suelen agradecer bastante ¿verdad?
Y para quien sufra con el tema de la mantequilla, pues no sé, creo que tiene mucha vitamina A, si eso os vale de excusa gastronómico-saludable para daros el homenaje… ;-)

Pastel de avellana y melocotón al brandy

La receta

Ingredientes

[ocho-diez personas]
150 g de mantequilla • 150 g de azúcar • 3 huevos • 150 g de avellanas tostadas y molidas • 100 ml de leche • 1 cucharadita de jengibre en polvo • 1 pizca de sal • 200g de harina • 15 g (5 cucharaditas de café) de levadura • 2 cucharadas de brandy • 1 bote de confitura de melocotón

Elaboración del pastel de avellana y melocotón al brandy

  1. Ablandar ligeramente la mantequilla en el microondas y batirla con el azúcar hasta que esté suave. Añadir los huevos uno a uno y seguir batiendo hasta que estén bien incorporados y la mezcla esté clara y esponjosa. Incorporar las avellanas, una cucharada de brandy y el jengibre.
  2. Añadir la harina tamizada y mezclada con el azúcar y la levadura. Si es necesario, añadir un poco de leche para suavizar la mezcla.
  3. Pasar la mezcla a un molde forrado con mantequilla y harina e introducir a horno precalentado a 180º durante 40 minutos o hasta que esté hecho.
  4. Enfriar y abrir el bizcocho por la mitad para rellenarlo. Mezclar la mermelada con la otra cucharada de brandy batiendo bien con la cuchara para suavizarla. Rellenar con esto el bizcocho, cerrarlo y espolvorear con azúcar glas.

Notas

El brandy se puede suprimir si el bizcocho es para niños, pero no es mucha cantidad y le da un sabor buenísimo.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:16 11 2012
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más