Mazapán

Ya es hora de ir recopilando recetas para la Navidad. A mí, en el fondo, es lo que más me gusta: “los previos”. Porque luego en las fiestas tengo tendencia a liarme demasiado (cocinando, claro) y eso que últimamamente creo que voy consiguiendo controlarme y organizarme. Así que este año, y en la línea dicha, empiezo prontito con los dulces de Navidad. Me apasiona hacer en casa los dulces que se suelen comprar, ya veis, manías. El mazapán siempre ha sido un reto para mí, porque en mi casa hay algún aficionado con el paladar muy fino. Elaborar mazapán casero tiene varios problemas:

Para empezar no tenemos las máquinas que tienen los pasteleros para moler y refinar los frutos secos. Cuando veais una receta que dice refinar, vosotros nada, porque no tenéis la máquina correspondiente y que se llama precisamente refinadora.
En segundo lugar, necesitamos almendras muy frescas y de buena calidad. Hay que ingeniárselas para conseguirlas, porque con cualquier almendra empaquetada que encontréis por ahí no hay garantía de que el mazapán sepa a nada.
En tercer lugar, en cuanto te descuidas, las almendras empiezan a soltar aceite, señal inequívoca de que te estás cargando la receta.
Y por último, hay que trabajar rapidito, porque el mazapán se seca y forma costra con mucha facilidad.

Esta receta es la más sencilla y básica: hay otras que se hacen con almíbar en vez de azúcar. Otras llevan claras incorporadas en la masa, precisamente para evitar la formación de aceite, pero el agua fría hace la misma función.
Utilizo azúcar glas porque así no hay que trabajar tanto la masa para que quede fina y por lo tanto el riesgo de catástrofe se reduce bastante.

Mazapán

La receta

Ingredientes

[Para 1/2 kg]

250 g de almendras peladas • 250 g de azúcar glas • agua fría 25 ml • 1 clara de huevo • una pizca de ralladura de limón (opcional)

Elaboración del mazapán

  1. Remojar las almendras en agua fría durante 2 horas. Molerlas en la picadora. Tienen que quedar muy finas. Amasarlas con el azúcar glas añadiendo agua fría si es necesario para que no se engrase la masa.
  2. Formar las figuritas, pintarlas con clara de huevo batida y hornearlas a 200ºC durante 5 minutos o hasta que se doren.
  3. Enfriar y guardar.

Notas

Si se va a consumir enseguida, basta con guardar el mazapán en una lata. Si se va a conservar un poco más, prefiero envolver cada figurita en papel celofán. Siempre hay que mantenerlo en un lugar fresco y seco.

Mazapán

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más