Jamón Iberico de Bellota

Jamon ibérico de bellota: Una delicia para el paladar

jamones ibericos de olallaEl jamón y el aceite de oliva son los productos por los que la marca España es reconocida mundialmente. Ahora bien, ni todos los aceites son iguales ni todos los jamones se merecen ser la carta de presentación de nuestra dieta culinaria.

El jamon de jabugo y el jamón iberico son los estándartes por excelencia de marcas como Olalla, empresa española que lleva elaborando jamón de bellota ibérico de forma artesanal desde hace más de 20 años. Es un claro ejemplo de la permanencia en el mercado de pequeñas empresas familiares que siguen priorizando la calidad de sus productos al interés mercantil.

La historia de esta pequeña empresa cárnica es la historia de un negocio familiar dónde siempre ha predominado una oferta de calidad basado en una materia prima, desde mi punto de vista, indiscutible como son los cerdos que se crian en las dehesas de la Sierra de Aracena, entre Andalucia y Extremadura.

Con el paso del tiempo su oferta de productos carnicos del cerdo se ha ido ampliando y amoldando a los gustos y necesidades del consumidor (tanto español como extranjero), ofertando desde jamones y paletas de jabugo e ibericos hasta sus loncheados de chorizo y salchichon.

Razones para agasajar con un jamón de calidad

Regalar un jamón ibérico o una caja de loncheados de paletas de bellota es una de mis preferencias a la hora de tener un detalle con amigos y familiares, sobre todo en épocas navideñas, y personalmente soy fiel compradora de Jamones Ollala porque hasta la fecha, mi opinión es que ofrecen una ajustada relación calidad/precio, nada que ver con ciertos jamones que se pueden comprar en oferta en determinados centros comerciales.

Este tipo de regalos es algo original y permanece en la memoria del agradecido durante muchos años. Ponte en su lugar ¿A qué no se te olvidaría quién te regaló un jamón de verdadero gusto para el paladar?

Consejos para saber que un jamón es ibérico

Para que no te den «gato por liebre» voy a darte unas pequeñas pautas o criterios que yo sigo para diferenciar, por mi misma, un jamón ibérico de uno que no lo es (de cebo por ejemplo):

En primer lugar fíjate en el color de la etiqueta que acampaña a la pieza que has comprado:

  • La etiqueta negra se asigna a los jamones procedentes de cerdos alimentados al 100% con bellota.
  • La etiqueta roja se utiliza pra señalar a los jamones que se obtiene de cerdos criados sólo con un 50% de bellota.
  • La etiqeta verde se emplea para identificar las paletas y jamones de cochinos de cebo pero criados en el campo al aire libre.
  • La etiqueta blanca es la que se usa para marcar los jamones procedentes de los cerdos ibéricos cuya dieta alimenticia ha sido pienso.
Mi truco personal es tratar de introducir un dedo en su parte carnosa, si entra con fácilidad es un seña inequívoca que su procedencia es de cerdos ibéricos criados con bellota.

 

En segundo lugar hay ciertos detalles visuales de la pata de jamón que nos indicarán, o al menos nos orientarán para conocer su procedencia:

  • El ibérico de bellota es un jamón con una estructura y forma peculiar: Su caña es estrecha y alargada. A diferencia del procedente de cebo que en ancha y más corta.
  • Una grasa brillante y vistosa es síntoma de crianza a base de bellota.
  • La pezuña del ibérico (no siempre) por regla general es de color negro

jamon de bellotas iberico loncheado

Consejo personal:
¿Cómo saber si un jamón ha sido bien «curado»? Una vez colocado en el jamonero y extraer la primera loncha, me fijo en si el color es uniforme en toda su extensión o no. Si es uniforme es indicativo que su curación ha sido la correcta y ha sido llevada a cabo por profesionales del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.