La fotografía es un arte elegíaco, un arte crepuscular. Casi todo lo que se fotografía, por ese mero hecho, está impregnado de patetismo. Algo feo o grotesco puede ser conmovedor porque la atención del fotógrafo lo ha dignificado. Algo bello puede ser objeto de sentimientos tristes porque ha envejecido o decaído o ya no existe. Todas las fotografías son memento mori. Hacer una fotografía es participar de la mortalidad, vulnerabilidad, mutabilidad de otra persona o cosa. Precisamente porque seleccionan un momento y lo congelan, todas las fotografías atestiguan la despiadada disolución del tiempo.

Este párrafo procedente de uno de los ensayos de Susan Sontag recogidos en Sobre la fotografía me parece especialmente adecuado en el caso de las fotos que tienen que ver con comida.

Las fotos de recetas han cobrado, gracias a la fotografía digital y a Internet una vida que no tenían. Se han despojado de su falsedad de fotos de estudio y en cambio participan de la misma melancolía que las fotos de cumpleaños, o de excursiones, o de viajes que nadie recuerda cuándo ni a dónde se hicieron. La foto de la receta que nos quedó tan bien y que compartimos en la red intenta testimoniar algo más efímero que los propios recuerdos, los sentimientos o incluso las sensaciones.

578.jpg

Pero más agudo es el patetismo de las fotos después del banquete, el posado para la posteridad junto a los restos del ágape, alzando las copas para brindar con la cámara como si a través de ella se pudiera esquivar el destino .

484.jpg

Y las fotos también como testigos de una vida diaria que dignifican. Fotos que van “duplicando el mundo”, según la propia Sontag, mientras multitud de formas de vida social y biológica desaparecen.

537.jpg

En Look at me hay una colección de fotos impactante. De allí están tomadas las que veis aquí. Son fotos encontradas, fotos que como explican en la propia web, fueron perdidas, olvidadas, echadas a la basura. Ya no tienen relación ni con los que las hicieron ni con quienes aparecen en ellas, son anónimas y en cualquier caso interesantes.

entrada revisada el:19 02 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más