Tres menús rápidos para el fin de semana

ramo-jarra

Hay fines de semana que apetece meterse a cocinar con calma y hay otros que nada. Sobre todo si es primavera y por fin llega el buen tiempo (por favor, llega). Lo que siempre apetece, eso no hay duda, es comer bien y casero. Lo bueno es que si se seleccionan bien las recetas, hay menús rápidos que se pueden cocinar en poco tiempo sin desvirtuar absolutamente nada, ya que las recetas al minuto existen y no necesitan que se les dedique tiempo de más.

Unos cuantos consejos para no perder tiempo: no vale de nada elegir recetas rápidas, si los imprevistos os arruinan el plan. Los ingredientes que faltan y las idas y venidas por la cocina en busca de esto o aquello (que puede estar sucio en el lavaplatos, o con comida en la nevera, o puede no estar porque alguien se lo ha comido…) os rompen el timing y además enervan. Así que:

  • Tened todo comprado con antelación.
  • Preparad todos los ingredientes antes de empezar a cocinar.
  • Preparad también los utensilios que vais a necesitar para cocinar y para servir cada plato.
  • Precalentad el horno para no tener que esperar después.
  • Empezad por las recetas o fases de recetas que tengan una cocción más larga para que se vayan haciendo mientras preparáis el resto.

Menú rápido 1


Espárragos verdes al vapor con salsa de queso y hierbas

Lo que más tarda de este menú, que con buena organización se puede preparar en menos de una hora, es el pastel de manzana. Pero como la preparación es rápida y el resto es tiempo de horno, conviene empezar por ella y que se haga mientras preparáis el resto. Cuando esté hecha, tendréis el horno casi a la temperatura necesaria para hacer la lubina.

Espárragos verdes al vapor con salsa de queso y hierbas
Lubina a la espalda
Pastel de manzana

Menú rápido 2


Salmonetes papillote

El helado de yogur se hace en cinco minutos, pero tiene que estar en la nevera al menos dos horas. Si no podéis hacerlo antes, cambiadlo por fruta, que ese sí que es un postre rápido. Los que tengáis heladora o sorbetera, sin problemas. Al tratarse de una mezcla fría, en media hora está hecho. Como en el menú anterior, preparad el postre lo primero. Luego, mientras se hace el helado, preparad todos los ingredientes de los otros platos. Coced la pasta y mientras se hornean los salmonetes, hacéis el salteado.
Las setas secas de esta receta llevan un tiempo de remojo. Si no podéis rehidratarlas con antelación, utilizad cualquier seta fresca de temporada o de cultivo.

Cintas integrales con calabacín y rebozuelos
Salmonetes papillote
Helado de yogur

Menú rápido 3


crema de mango

Pocos problemas os va a dar este último menú. Tanto la crema como la ensalada las preparáis y las guardáis en la nevera, ya listas para servir fresquitas. La crema se puede servir en chupitos y está buenísima con frambuesas o fresas y unas hojas de menta. Cuando lo tengáis todo en la nevera, os ponéis tranquilamente con los solomillos, una de las recetas de Secocina que más me comentan: a todos les encanta y muchos amigos y familia la hacen de forma habitual.

Ensalada de langostinos con aliño de lima
Solomillos de cerdo a la cazuela con gremolada
Crema de mango

¡Que los disfrutéis y buen fin de semana a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.