Tostadas de pan de pasas con rabanitos


Este aperitivo parecía demasiado sencillo para subirlo a Secocina, y sin embargo me encanta, así que aquí está. Ahora comienza la temporada de los rabanitos. Es verdad que hemos podido verlos todo el año encerrados en unas dramáticas bolsas, pero la temporada de los rabanitos, de los manojos buenos y frescos, va de marzo a junio. Me gustan mucho porque son crujientes, porque son preciosos y por su profundo sabor a huerta y a campo.


Con mantequilla y sal, los rabanitos constituyen un bocado especial y me animé a ponerles el pan de pasas en plan experimento. Un experimento humilde. Probadlo con rabanitos de buena calidad y bien frescos porque si no el sabor del pan dominará el conjunto.


Lo serví con unos trozos de queso de cabra y más tostadas. Total, que casi en lo que cuesta abrir un paquete de “pringles”, hice un aperitivo mucho más interesante.



La receta


Ingredientes


[cuatro personas]
8 tostadas de pan de pasas • 8 rabanitos • 1 cs de mantequilla • escamas de sal • hojas de cilantro


Elaboración de las tostadas de pan de pasas con rabanitos



  1. Lavar bien los rabanitos y cortarlos, sin pelar, en rodajas de 1 milímetro.

  2. Untar las tostadas con mantequilla y colocar las rodajas de rabanito sobre ellas solapándolas un poco.

  3. Espolvorear con las escamas de sal y adornar con las hojas de cilantro. Servir inmediatamente.

Notas


En lugar de cilantro se puede poner perejil o perifollo.


[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.