Tostadas de carpaccio de calabacín al limón

Solo con la receta no te imaginas lo deliciosas que son estas tostadas de carpaccio de calabacín al limón. Y encima fáciles, vamos, una receta con la que es imposible fallar. Para que queden perfectas y conservando todo su frescor, se montan en el último minuto y se terminan de aliñar ya en la mesa: golpe de efecto que no pasará desapercibido a vuestros invitados. Qué poco hace falta para quedar como un chef…

La receta

Dificultad: ninguna | 30 minutos [activo: 10 minutos]

Ingredientes

[cuatro personas]
400 g de calabacín • zumo de 1 limón • 2 ajos tiernos • unas hojas de cilantro • 1 cs de aceite de oliva virgen extra (de la variedad arbequina si es posible) • 4 rebanadas finas de pan de centeno alemán • queso parmesano

[una persona]
100 g de calabacín • 2 cs de zumo de limón • 1/2 ajo tiernos • unas hojas de cilantro • 1 ct de aceite de oliva virgen extra (de la variedad arbequina si es posible) • 1 rebanada fina de pan de centeno alemán • queso parmesano

Elaboración de las tostadas de carpaccio de calabacín al limón

  1. Lavar muy bien el calabacín y cortarlo en rodajas finísimas, casi como el papel. Aderezarlo con el zumo de limón y dejarlo macerar unos 20 minutos.
  2. Tostar el pan y dejar que se enfríe un poco. Colocar las rodajas de calabacín escurridas encima de las tostadas procurando que quedan bonitas.
  3. Poner por encima los ajos tiernos cortados en rodajitas finas, las hojas de cilantro y unas virutas de parmesano.
  4. Ya en la mesa, regar con un chorrito de aceite y sazonar con una vuelta del molinillo de pimienta.

Notas

Para cortar el calabacín así de fino es muy útil tener un accesorio llamado mandolina. Si no, pues nada, afilad el cuchillo y cortad con paciencia y buen pulso.
No he añadido nada de sal. Sin ella, tienen un sabor intenso, ácido, pero suave, muy equilibrado. Pienso que la sal haría que quedaran demasiado fuertes, pero si estáis sufriendo por no ponerla, probadlo y me decís.
También es posible poner el cilantro picado, si lo preferís, aunque creo que así su sabor inundaría el plato.
Más opciones: sustituir el cilantro por albahaca fresca.
El pan de centeno que he utilizado tiene un puntillo más ácido que el pan normal, así que va muy bien con este carpaccio al limón.

Tostadas de carpaccio de calabacín al limón

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:30 04 2013
ver más entradas »

...