En vista de que fuera cae la nieve y arrecia la ventisca: receta de despensa. Quién no tiene en casa un par de latas de tomate y un poco de maíz para unas palomitas. Los que tienen niños, seguro que sí.


¿Y se comerán así la sopa? ¿O se comerán las palomitas y dirán que la sopa se la coma Rita? La verdad es que esta sopa va muy bien con las palomitas, es rico y es divertido, ¿por qué no se la van a comer? No es el típico truquito para engañarlos, que ya sabéis que no estoy nada de acuerdo con eso de engañar a los niños para que coman cosas.

Pero tampoco es una modernez al estilo de los peta zetas, piruletas y demás juerguecitas gastronómico festivas que de un tiempo a esta parte aparecen por las mejores mesas. Esta guarnición está indicada para la crema de tomate en el libro de recetas de Ruth Wakefield que comenté en el post anterior. Ni se dice que sirva para engañar a los niños, ni sospechaba la mujer en 1931 lo modernísimas que iban a ser cosas por el estilo a finales de siglo. En fin, vivir para ver.

La receta

Ingredientes

[seis personas]
2 latas de tomate entero pelado • 2 tazas (500 ml) de leche • 1 tallo de apio • 1 cs de azúcar • pimienta negra • maíz para palomitas • hojas de albahaca • aceite de oliva

Elaboración de la sopa de tomate con palomitas

  1. Calentar tres cs de aceite en una olla. Añadir los tomates con su líquido. Remover brevemente hasta que se calienten. Al remover iremos troceando los tomates con la espátula de madera. Añadir la rama de apio y el azúcar y cocer suavemente 20 minutos.
  2. Retirar el apio. Añadir la leche y triturar con la batidora de mano hasta que quede una crema fina. Se puede colar, pero no es necesario. Sazonar con pimienta. No suele ser necesario añadir sal, ya que el tomate de lata suele traer bastante. En cambio, si la sopa en este punto está demasiado ácida se puede poner un poco más de azúcar.
  3. Poner una sartén al fuego con unas gotas de aceite. Añadir un puñado de maíz y tapar. Mantener a fuego vivo hasta que las palomitas empiecen a explotar. Bajar el fuego hasta que todo el maíz explote, con cuidado para que no se queme.
  4. Servir la sopa de tomate caliente con las palomitas y unas hojas de albahaca.

Notas

La leche se puede sustituir por nata, poniendo menos cantidad, pero así queda muy ligera.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:21 02 2015
ver más entradas »

...