Salsa de tomate

Sí, en general yo también prefiero cuatro horas de “chup-chup”, después del post anterior no hace falta que lo recalque más. Pero cuando llevas una temporada tirando de latas de tomate frito y no hay visos de que la cosa vaya a cambiar, es necesario pasar a la acción. Los tiempos y cantidades son resultado de una ardua experimentación. En la olla, sí, pero no de mala manera. Con estas cantidades hay de sobra para hacer después un buen bonito con tomate y todavía sobrará algo para tomar con arroz o pasta. Tengo que deciros que además queda con un gusto especial, más intenso y como caramelizado. Es una salsa estupenda.

Salsa de tomate

La receta

Ingredientes

2 latas de 800 g de tomate triturado • 1 lata de 800 g tomate entero pelado • 3 ct de azúcar • 2 cebollas • 120 ml de aove • 120 g de tomate concentrado

Elaboración de la salsa de tomate en la olla a presión

  1. Poner el aceite en la olla a presión, añadir las cebollas picadas y sofreír hasta que se doren.
  2. Abrir la lata de tomate entero pelado y vaciarla en un colador sobre el fregadero para escurrir bien todo el líquido. Trocear toscamente los tomates sobre el mismo colador para eliminar casi todo el jugo. Pasar los tomates troceados a la olla y sofreírlos ligeramente.
  3. Incorporar el tomate triturado y el concentrado. Añadir el azúcar.
  4. Tapar la olla y contar 1 hora 30 minutos a presión máxima. Dejar que se enfríe solo y triturar opcionalmente.

Notas

No es necesario añadir sal, ya que el tomate de lata ya tiene. En cambio, suele llevar acidulante, por lo que es necesario añadir un poco de azúcar para que no quede demasiado ácido.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...