Repollo a la mostaza

Este repollo a la mostaza os dará la oportunidad de volver a las coles. Es una forma facilísima de cocinarlo, pues va simplemente salteado, sin cocción previa. Queda “al dente”, crujiente y con un sabor también punzante y ácido. Nada que ver con ese sabor y olor sulfuroso y recocido que llena toda la casa y que vilipendia a las escaleras y a los portales que impregna. Por algo será. Salvo para platos especiales como el trinxat, cada vez cuezo menos las verduras y siempre me alegro: sabores más limpios y frescos y texturas más interesantes. Estoy convenciendo a más de uno.

La receta

Dificultad: Fácil | 1 h 30 minutos [activo: 30 minutos]

Ingredientes

[4 personas]
1 repollo pequeño • 1 limón • 2 cs colmadas de mostaza a la antigua de Dijon • 2 cs de aceite de oliva virgen extra • sal • pimienta negra molida

[1 persona]
1/4 de repollo pequeño • 1/4 de limón • 1/2 cs de mostaza a la antigua de Dijon • 1/2 cs de aceite de oliva virgen extra • sal • pimienta negra molida

Elaboración del repollo a la mostaza

  1. Cortar el repollo en tiras muy finas desechando las hojas exteriores, el troncho y las pencas gruesas.
  2. Mezclarlo con el zumo de limón y la mostaza y dejarlo reposar 1 hora.
  3. Calentar el aceite en una sartén grande o en un wok y añadir el repollo. Saltearlo brevemente a fuego vivo durante 2 o 3 minutos. Hasta que se ablande un poco nada más.
  4. Sazonar con sal y pimienta y servir.

Notas

Ya os habréis dado cuenta de que en esta receta el punto es vital. No os paséis, probad el repollo y sacadlo del fuego cuanto antes.
Este repollo con mostaza es una guarnición estupenda para carne y pescado a la parrilla.

Repollo a la mostaza

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:17 04 2015
ver más entradas »

...