Pollo salteado con setas al jengibre

Este pollo salteado con setas es una receta fácil y rápida de última hora. Mi experiencia es que además gusta a todo el mundo. El único inconveniente –dependiendo de la cantidad que hagáis– es la necesidad de una sartén grande y de una buena fuente de calor. Fijaos en este post de Cuadernos de Cocina Oriental, qué fuegos tan vivos en esos wok. ¿Os he dicho ya que odio la vitrocerámica? O al menos la mía que no calienta nada. La pongo a tope, apago y enciendo para resetarla, lo hago todo a poquitos, toda clase de apaños, ¡si os contara!

Es una receta que se hace con ingredientes normales y fáciles de encontrar aunque no sean propios de la cocina española, como es el caso del jengibre o la salsa de soja. ¿Y eso del aceite neutro? Bueno, ya sabéis que yo todo lo hago con aceite de oliva, aunque sean recetas un poco exóticas. Sin embargo esta vez he utilizado un aceite de girasol (vale cualquier otro que no tenga mucho sabor, o sea, neutro) para que destaque más el jengibre. Aun así me quedé pensando que quizá un aceite muy afrutado de arbequina… Ya lo probaré.

Pollo salteado con setas al jengibre

La receta

Dificultad: fácil | 45 minutos [activo: 45 minutos]

Ingredientes

[cuatro personas]
1 pechuga de pollo de corral (600 g aproximadamente) • 500 g de setas de cardo • 1 zanahoria • 8 ajos tiernos • 10 g de jengibre fresco • 3 cs de salsa de soja • 4 cs de aceite de sabor neutro • sal

[una persona]
1/4 de pechuga de pollo de corral (150 g aproximadamente) • 125 g de setas de cardo • 20 g de zanahoria • 2 ajos tiernos • 2,5 g de jengibre fresco • 2 ct de salsa de soja • 1 cs de aceite de sabor neutro • sal

Elaboración del pollo salteado con setas al jengibre

  1. Limpiar las setas, secarlas bien y cortarlas en tiras. Pelar los ajetes y cortarlos en trozos de 2 cm. Pelar la zanahoria y cortarla en juliana (tiras finas).
  2. Separar las dos partes de la pechuga y cortar cada una en filetes de 1/2 cm de grueso. Hacer el corte en diagonal.
  3. Pelar y rallar el jengibre y mezclarlo con la salsa de soja. Reservar.
  4. Calentar el aceite en una sartén grande o wok. Añadir las setas y saltearlas hasta que estén hechas y se empiecen a tostar. Apartarlas a un lado y poner los filetes de pollo en el centro de la sartén. Saltearlos un par de minutos o hasta que se hagan.
  5. Añadir las verduras y continuar salteando unos segundos, no interesa que queden demasiado hechas.
  6. Aliñar con la mezcla de salsa de soja y jengibre. Probar y rectificar de sal.
  7. Servir enseguida con arroz blanco o pasta.

Notas

Cuando digo una pechuga, sabéis que son dos medias pechugas ¿verdad? y las de pollo de corral suelen ser grandes.
Las setas pueden soltar agua al saltearlas. Si esto sucede, cocer a fuego vivo hasta que se evapore todo y continuar. Depende mucho de las setas, pero si están bien secas producen menos líquido o incluso nada. Lo mejor es lavarlas temprano y dejarlas secar sobre un paño mucho antes de hacer la receta.
Según la salsa de soja que utilicéis, necesitaréis añadir sal o no. Yo uso salsa de soja japonesa baja en sal y eso me permite un mayor control del sazonamiento del plato.

Pollo salteado con setas al jengibre

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:15 02 2013
ver más entradas »

...