Pasta fresca con salmón y berenjenas al eneldo

Pasta fresca con salmón y berenjenas al eneldo

He aquí un plato suculento, un plato único: pasta fresca con salmón, berenjenas, ajetes, tomate, crema fresca, hierbas y nuez rallada por encima. Esto es el compendio alimenticio que le daría un nutricionista a un astronauta antes de marcharse al espacio: proteínas, hidratos, grasas, vitaminas, de todo.
Hasta que nos digan que es malo para algo, comedlo con la alegría de saber que con el salmón y las nueces os ponéis morados de omega 3, la nueva panacea.

La receta

Dificultad: fácil | 25 minutos [activo: 25 minutos]

Ingredientes

[cuatro personas] 250 g de pasta fresca • 4 ajetes • 350 g de berenjenas • 200 g de salmón fresco sin piel ni espinas • 100 g de salsa de tomate • 100 g de crema fresca • sal • pimienta negra molida • 2 cs de perejil picado • 1/4 ct de eneldo seco • 4 nueces • 4 cs de aceite de oliva virgen extra

[una persona] 65 g de pasta fresca • 1 ajete • 85 g de berenjenas • 50 g de salmón fresco sin piel ni espinas • 25 g de salsa de tomate • 25 g de crema fresca • sal • pimienta negra molida • 1/2 cs de perejil picado • 1 pizca de eneldo seco • 1 nuez • 1 cs de aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la pasta fresca con salmón y berenjenas al eneldo

  1. Poner al fuego una sartén grande con el aceite y los ajetes pelados y cortados en rodajas. Cuando se empiecen a calentar, añadir las berenjenas, lavadas y cortadas en trocitos de 1/2 cm. No hace falta pelarlas. Saltear hasta que las berenjenas están hechas.
  2. Añadir el salmón –también cortado en cubitos– a la sartén y continuar salteando hasta que cambie de color.
  3. Agregar la salsa de tomate, la crema fresca y sazonar con la sal, la pimienta y el eneldo.
  4. Cocer la pasta el tiempo que marque el paquete. Escurrir.
  5. Mezclar la salsa con el perejil picado, unirla a la pasta y espolvorear todo con nuez rallada.

Notas

El eneldo seco imparte un sabor bastante intenso. Dosificadlo a vuestro gusto con precaución.
Probad lo de rallar nueces en vez de queso con esta receta, le dan un toque estupendo y le van de maravilla. Aunque alguno piense que no va a ser capaz de comerse una pasta sin su buena dosis de queso rallado, que haga la prueba y que luego vaya a buscar el queso si le apetece.

Pasta fresca con salmón y berenjenas al eneldo

 

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.