Sin tiempo para cocinar a lo grande y ni mucho menos para hacer dulces navideños, me lanzo al rescate de antiguos “éxitos” no conocidos por todos los que visitáis Secocina últimamente. Como estas manzanas caramelizadas con mantequilla y menta. Es una receta simple y deliciosa, que sabe como si te comieras el meollo de una tarta tatin, por decirlo fácil y pronto. Creo que es un postre muy indicado para comidas especiales que requieren un buen final, sencillo y elegante. Seguro que en estas fiestas tenéis ocasión de prepararlo. Además, esta es una de las recetas que cociné para el primer libro de recetas de Secocina que salió hace ya más de cuatro años. Un libro que ahora es difícil de encontrar, debido a los problemas que ha tenido la editorial. Suficientes motivos para que me parezca una buena idea compartirla de nuevo, esta vez con todos los lectores del blog.

manzana-caramelizada


Que no haya sido un año demasiado bueno (en mi caso, espero que no en el vuestro) y que no tenga posibilidad de celebrar gastronómicamente las fiestas, no mengua las ganas de agradeceros que leais y cocinéis mis recetas, además de vuestro apoyo a lo largo de los once años de vida de este blog y especialmente los últimos correos vuestros que he recibido. Vienen a mi memoria muchas entradas escritas para estas fechas y que ahora releo desde otra perspectiva: los valores epicúreos para unas navidades de crisis económica, y con crisis o sin ella, siempre la celebración del banquete, la gastronomía y la amistad. Tres cosas que a través de este blog siempre he querido hacer presentes.

Como todos los años, os deseo de todo corazón unas felices y gastronómicas fiestas y un 2016 espléndido para todos.

La receta

Dificultad: Intermedia | 30 minutos [activo: 30 minutos]

Ingredientes

[4 personas]
3 manzanas reineta o golden • 100 g de mantequilla • 100 g de azúcar • hojas de menta fresca

Elaboración del molde de manzanas caramelizadas

  1. Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos y retirar el corazón. Cortar cada cuarto en dos o tres trozos a lo largo.
  2. Derretir la mantequilla a fuego lento en una sartén antiadherente, añadir el azúcar y tres o cuatro hojas de menta. Colocar los trozos de manzana en la sartén de modo que todos toquen el fondo. Cocer a fuego muy lento dando la vuelta de vez en cuando hasta que estén hechos y completamente caramelizados.
  3. Para servir se les da forma en el mismo plato con un aro: colocar el aro sobre el plato, rellenar con las manzanas y retirar el aro. Añadir algo de la salsa que queda en la sartén. Adornar con más menta fresca y servir templado.

Notas

La menta se puede sustituir por una corteza de naranja o limón. Y la manzana siempre admite canela, por supuesto, aunque os recomiendo probar la menta, os va a encantar.

Si lo hacéis para las fiestas, caramelizad antes de la comida y apartad la sartén del fuego un poco antes de que se hagan del todo. Justo antes de servir, calentad un poco y moldear. Puede que esto sea algo complicado si hay más de cuatro o seis personas. En ese caso, yo me plantearía prepararlas justo antes de la cena y presentarlas en unos cuencos bonitos de cristal. No los dejéis al fresco, por favor. En un lugar caldeado y tapados con un paño (que no toque las manzanas) estarán bien.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:10 01 2016
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más