Mermelada de naranja sanguina

He aquí una manera muy fácil y sencilla de hacer una mermelada con cítricos, en este caso, mermelada de naranjas sanguinas. Queda más frutal que la que hacía normalmente, más parecida a una confitura, y también resulta más rústica. Además, al llevar toda la cáscara, se preserva el toque amargo que esta proporciona y se consigue una mermelada que se aproxima a la de naranjas amargas, difíciles de conseguir.

Mermelada de naranja sanguina

Dificultad: Intermedia | 26 horas [activo: 2 horas]

Ingredientes

[6-7 tarros] 1,750 g de naranjas sanguinas • 1 limón • 1 palo de canela • 250 g de azúcar integral de caña • 500 g de azúcar blanquilla • 7-8 botes de cristal con tapa de rosca esterilizados (hervir 10 minutos)

Elaboración de la mermelada de naranja sanguina

  1. Lavar muy bien las naranjas y el limón. Retirar las puntas y cortarlos en rodajas o medias rodajas muy finas. Quitar las semillas y reservarlas en un cuenco cubiertas con agua.
  2. Poner la fruta cortada en una olla de paredes altas y añadir agua fría justo para cubrir. Dejar en reposo 10-12 horas.
  3. Poner la olla al fuego y llevar a ebullición. Hervir durante 20 minutos. Apartar del fuego, añadir el palo de canela y dejar de nuevo en reposo otras 12 horas.
  4. Retirar la canela y añadir las dos clases de azúcar. Poner la olla al fuego y calentar suavemente hasta que se disuelva el azúcar. Agregar las semillas envueltas en una gasa bien atada y llevar a ebullición.
  5. Cocer sin remover durante otros 20 minutos o hasta que la mermelada esté a punto (ver punto de las mermeladas).
  6. Rellenar los botes con la mermelada todavía caliente. Cerrarlos y dejar que se enfríen. Guardarlos en un lugar fresco y seco.

Notas

Las naranjas sanguinas son unas naranjas con la pulpa roja o veteada de rojo, más ácidas, un poco más amargas y con la piel más fina y dura que las normales. Si pensabais que eran un híbrido con granada (como yo), error: por lo visto se trata de una mutación. Las naranjas sanguinas son así porque sí, más chulas que un ocho, no porque a nadie se le antojara mezclar frutas. Si no tenéis naranjas sanguinas podéis hacer la mermelada con naranjas dulces normales. También podéis probar con mandarinas o con otros cítricos.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.