Gambas a la plancha

Gambas y nada más que gambas, unas gotas de aceite, unas escamas de sal, y a disfrutar. Estas son unas gambas rojas de Denia, absolutamente excepcionales. Considero un crimen añadirles limón: son puro mar, y el mar, de momento no produce limones. En este caso, me declaro en contra de la fusión y a favor de la pureza de sabores absoluta.

Esta técnica sirve también para hacer langostinos, gambones, o cigalas a la plancha.

Gambas a la plancha

Ingredientes

[seis personas]
1 kg de gambas / escamas de sal / aceite de oliva

Elaboración

  1. Poner una plancha o una sartén grande al fuego con unas gotas de aceite y un buen puñado de sal repartido por toda su superficie.
  2. Cuando la sal comience a crepitar, se ponen encima las gambas y se hacen a fuego vivo muy brevemente, hasta que cambien de color. Dependiendo de lo gruesas que sean, se tienen vuelta y vuelta o un momento más para que queden al punto.
  3. Servir de inmediato.

Notas

No os preocupéis por la sal que quede pegada a las gambas.

*Carmen Rico me aconseja suprimir también la gotita de aceite y me parece un consejo excelente.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:15 12 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más