Espinacas gratinadas con patatas a la crema

Espinacas salteadas, cubiertas con patatas cocidas en leche y gratinadas con queso. La leche queda espesa y las patatas casi deshechas: buenísimo.
Cuando redacté la receta puse: cortar las patatas “como para tortilla”, esa entrañable expresión que en España entendemos muy bien y es clásica de nuestros recetarios orales, escritos, cibernéticos o como sean. He sacrificado el término en aras de la exactitud –no todo el mundo corta igual las patatas para tortilla– y por la internacionalización del blog –no todo el mundo creció viendo hacer tortillas de patata cada dos por tres–, pero creo que se merece un cariñoso recuerdo…

espinacas
Espinacas gratinadas con patatas a la crema

La receta

Ingredientes

[seis personas]
1 kg de espinacas frescas • 4 patatas medianas • 500 ml de leche semidesnatada • 150 g de fiambre de pechuga de pavo • ½ cebolla • 1 diente de ajo • 4 cs de aceite de oliva v.e. • sal • pimienta negra molida • 4 cs de queso rallado

Elaboración de las espinacas gratinadas con patatas a la crema

  1. Pelar las patatas y cortarlas en dos a lo largo y luego en rodajas de 3 mm de grosor. Limpiar las espinacas lavándolas muy bien para quitar toda la tierra y quitando los rabos.
  2. Colocar las patatas cortadas en una cazuela antiadherente y cubrirlas con la leche. Sazonar con sal y pimienta.
  3. Poner la cazuela al fuego y llevar a ebullición removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Bajar el fuego y cocer unos 45 minutos o hasta que las patatas estén casi deshechas y la leche quede como una crema.
  4. Mientras, poner al fuego una sartén grande con el aceite y rehogar la cebolla picada y el ajo hasta que empiecen a dorarse. añadir el fiambre picado.
    Secar las espinacas e irlas incorporando poco a poco a la sartén. Cuando un puñado pierda volumen, se añade el siguiente. Saltearlas a fuego vivo hasta que pierdan el líquido. Si se ve que están hechas, pero sobra mucho líquido, se escurren y ya está.
  5. Poner las espinacas extendidas en una fuente de horno o repartirlas en cuencos para gratinar individuales como el de la foto. Cubrirlas con las patatas y espolvorearlas con queso rallado.
  6. Gratinar hasta que la superficie quede dorada y servir enseguida.

Notas

Se puede servir como primer plato o como acompañamiento de carne o aves a la plancha, en cuyo caso, suprimiría el pavo.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más