Canrelones de atún con pisto

Unos canelones muy suaves y menos pesados que los de carne, siempre que tengáis cuidado con la sal. Si en vuestra casa son tan fanáticos del canelón como en la mía, calculad el doble.

Canelones de atún con pisto

La receta

Ingredientes

[seis personas]
• 1 calabacín • 1 berenjena • 350 g de tomate frito casero (ver receta rápida en la olla) • 150 ml de aceite de oliva v.e. • 350 g de atún en conserva (peso escurrido) • 40 placas de pasta para canelones • 75 g de harina • 1,25 l de leche • sal • pimienta • nuez moscada • 3 cs de queso rallado suave

Elaboración de loscanelones de atún con pisto

  1. Cortar el calabacín y la berenjena en daditos pequeños. Poner una sartén con 4 cs de aceite al fuego y saltear las berenjenas y los calabacines durante un minuto. Añadir 100 ml de tomate, bajar el fuego y cocer unos 15 minutos o hasta que las verduras estén hechas. Sazonar mínimamente o nada, ya que el pisto va mezclado con el atún que es bastante salado.
  2. Cocer la pasta en abundante agua salada el tiempo que marque el paquete. Enfriar rápidamente añadiendo agua fría a la olla hasta que se pueda introducir la mano sin quemarse. Colocar los canelones escalonados sobre un paño blanco limpio (que no suelte pelusa, por favor).
  3. Mezclar el atún escurrido con aproximadamente la misma cantidad de pisto (quizá sobre algo de pisto). Rellenar los canelones con esta mezcla enrollándolos.
  4. Cubrir el fondo de una fuente de horno con el resto del tomate y colocar encima los canelones en una sola capa.
  5. Hacer una bechamel: poner al fuego una cazuela con 5 cs de aceite y la harina. Mezclar y remover con cuchara de palo durante 2 o 3 minutos a fuego lento. Añadir poco a poco la leche hasta formar una crema no muy espesa. Sazonar con sal, pimienta y nuez moscada y cocer removiendo durante unos 20 minutos.
  6. Cubrir los canelones con la bechamel, espolvorear con el queso rallado, gratinar y servir.

Grumos en la bechamel

Si se forman grumos en la bechamel no hay que desesperarse, basta con seguir removiendo hasta que espese y los grumos se deshacen solos. Era lo que mi madre llamaba con sentido del humor “punto de grumo”. Punto indigno donde los haya, y que os garantizo que no hallaréis en ningún manual, pero muy útil para esta salsa.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...