Bucatini con ricotta y salvia

Bucatini con ricotta y salvia


Esta salsa clásica de ricotta y salvia les va de maravilla a los bucatini. Los bucatini me parecen una pasta divertidísima. Como unos macarrones muy finos y largos o como espaguetis con agujero. De todas formas podéis hacer esta receta con la pasta que más os guste: macarrones, espaquetis, cintas…
La salvia es una planta perenne de la familia de la menta. Hasta solo se valoraba por sus propiedades medicinales, y a partir del Renacimiento fue adquiriendo importancia en la cocina. La salvia se utiliza mucho en la cocina italiana en platos como saltimbocca a la romana o hígado a la salvia y también junto con el queso ricotta en esta salsa cuya textura y aromas la hacen muy especial.


Bucatini con ricotta y salvia


La receta de bucatini con ricotta y salvia


Fácil| 20 minutos [activo: 20 minutos]


Ingredientes


[cuatro personas]
[4 personas]
250 g de bucatini • 1/2 cebolla • 250 g de ricotta o requesón • 125 ml de leche • aceite de oliva virgen extra • salvia fresca • sal • pimienta


Elaboración



  1. Para la salsa: Picar muy finamente la cebolla y rehogarla suavemente en 3 cucharadas de aceite hasta que esté transparente y blanda.

  2. Incorporar la ricotta mezclada con la leche y calentar hasta formar una crema homogénea.

  3. Añadir 4 hojas de salvia muy picadas y salpimentar.

  4. La pasta: Cocer los bucatini al dente en abundante agua hirviendo con sal, durante el tiempo que marque el paquete. Escurrir y servir calientes y recién hechos con la salsa.

Notas


Si no tenéis costumbre de tomar salvia, es mejor poner muy poca, porque puede resultar fuerte.


[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.