Brócoli al horno con setas y queso castellano

Hace nada que dejé de ver las setas frescas en el mercado y ya las echo de menos. Este brócoli al horno lleva setas secas. Podéis utilizar cualquier variedad. Estas son amanita cesárea, nada menos, una seta de lujo para dar un toque especial a este buen plato de verdura. En un principio lo concebí como ensalada, pero que queréis que os diga, con estos fríos no me costó nada cambiar la idea por un gratinado. También la idea inicial iba con unas virutas de parmesano, pero hay que saber rectificar a tiempo: un buen queso castellano curado es estupendo para estas setas venidas de los campos de León. La chulada de pegarse al brócoli no la hubiera conseguido con el parmesano y creo que en caliente el resultado es más suave y equilibrado. Ya me diréis los que probéis la receta.

La receta

Dificultad: fácil | 30 minutos [activo: 20 minutos]

Ingredientes

[cuatro personas]
1 pella de brócoli • 1 taza de setas secas • 6 lonchas muy finas de queso castellano curado • 1 cs de mostaza a la antigua de Dijon • 1 cs de vinagre balsámico • 4 cs de aceite de oliva virgen extra • sal

[una persona]
[cuatro personas]
1 taza de brócoli en ramitos • 1/4 taza de setas secas • 1 loncha muy fina de queso castellano curado • 1/ ct de mostaza a la antigua de Dijon • 1/2 ct de vinagre balsámico • 1 cs de aceite de oliva virgen extra • sal

Elaboración

  1. Remojar las setas en agua caliente durante 10 minutos: Escurrirlas, lavarlas con agua fría y volver a repetir la operación hasta que se hidraten completamente.
  2. Cortar el brócoli en ramitos, lavarlos y cocerlos al vapor 10-12 minutos: hasta que se puedan pinchar pero sin que están blandos ni pierdan su color verde intenso. Escurrirlos y pasarlos por agua fría.
  3. Mezclar el aceite, el vinagre, la mostaza y la sal. Reservar una cucharada y aliñar el brócoli con el resto.
  4. Escurrir y secar las setas. Saltearlas unos segundos en una sartén con unas gotas de aceite. Añadir el resto del aliño y remover.
  5. Poner el brócoli junto con las setas en una fuente de horno. Cubrir con las lonchas de queso.
  6. Encender el gratinador del horno a 220ºC e introducir la fuente durante 5 minutos o menos: lo justo para que se funda el queso y quede como envolviendo el brócoli sin llegar a tostarse.
    Servir enseguida.

Notas

El tronco del brócoli se puede aprovechar para cremas y sopas de verdura. Seguimos fieles al lema: “aquí no se tira nada”.
Estad muy atentos al brócoli mientras cuece, si se pasa está malísimo.

Brócoli al horno con setas y queso castellano

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:23 01 2013
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más