Entrevista a Liliana Fuchs - Akane (Albahaca y Canela)

Escribir y publicar ‘Sin receta – Una guía para descubrir tu creatividad en la cocina’ me ha aportado muchas cosas, y va a seguir haciéndolo. En particular me ha dado la idea y la oportunidad de traer al blog y presentaros a gente maravillosa. Otros blogueros que emplean su creatividad de forma muy personal, porque hay muchos estilos y y muchas maneras. Quiero dar las gracias a los amigos que participáis en esta experiencia de contar cómo y por qué creáis recetas: por vuestro tiempo y por vuestro entusiamo y cariño. Sois especiales y hacéis que me sienta orgullosa de ser bloguera.

Liliana/ Akane, pese a su juventud, es una bloguera de las más veteranas. Su blog Albahaca y Canela data de 2006 y creo que ya desde entonces nos visitamos y tuneamos las recetas mutuamente. Un blog con historia, como su autora, en el que ha ha compartido con todos innumerables recetas, dulces y galletas, viajes, cosas de Suiza, arte, siempre con un toque especial, saludable, nutritivo y súper goloso…

Os dejo con ella.

“Ser creativo es seguir tu inspiración, tu instinto, no temer probar cosas nuevas pero siendo coherente contigo mismo”

Define tu blog en un par de frases y cuéntanos por qué crees que gusta:
Cuando comencé con mi blog utilicé la siguiente frase para acompañar el nombre “Descubriendo el mundo a través de sabores”, y creo que esa idea se mantiene, la de seguir aprendiendo por medio de la cocina. Es un lugar donde compartir las recetas que realmente me gustan (por eso predomina el dulce, soy una golosa sin remedio), con humildad y desde una perspectiva muy personal, basándome siempre en mi propia experiencia y compartiendo a la vez reflexiones e ideas de todo tipo.

Eres una persona que se divierte cocinando y se nota. ¿Qué factores crees que ayudan a disfrutar de esta actividad cotidiana? ¿Piensas que la creatividad es uno de ellos?
La creatividad sin duda es una parte importante del hecho de disfrutar de la cocina. Aunque hay ciertas recetas que todos repetimos en el día a día, me resulta difícil caer en la rutina y siempre me gusta probar cosas nuevas, aunque sea con un pequeño toque diferente. Disfruto cocinando porque me permite descubrir nuevos sabores, aprender de los aciertos y de los errores, y compartir lo que preparo con la familia y los amigos. Además, cuando cocino el mundo se pone en pausa, me relaja y al mismo tiempo me motiva. Cuando descubro un ingrediente o un utensilio nuevo, no puedo esperar a probarlo y experimentar con él.

¿Eres de los que piensan que ser creativo equivale siempre a ser un revolucionario innovador? ¿O crees que también existe una creatividad más sosegada, más relacionada con los matices y la historia personal de cada uno?
La creatividad no tiene por qué ser siempre rompedora y revolucionaria, aunque también puede serlo, obviamente. Creo que es una cualidad muy personal que se manifiesta de forma diferente en cada persona, con sus circunstancias. Ser creativo es seguir tu inspiración, tu instinto, no temer a probar cosas nuevas pero siendo coherente contigo mismo, mantener una actitud abierta, no dejarse llevar por la monotonía de la rutina.

¿Qué dirías a los que sienten pánico ante la idea de transformar una receta y piensan que eso de ser creativos no va con ellos? ¿Hasta qué punto consideras que hay que estar preparado —clases, recetas, técnicas, etc.— antes de lanzarse a crear recetas propias?
Tener una buena formación es importante a la hora de cocinar, pero no lo es todo. Creo que la experiencia y el instinto que se adquiere con ella es clave, y atreverse a dejarse llevar un poco por la imaginación, que de los fracasos también se aprende. Yo casi nunca sigo una receta al pie de la letra; eso provocó muchos errores en mis inicios en la cocina, pero con el tiempo uno sabe qué puede funcionar y qué no. Si se cuenta con una formación específica permite dominar mucho mejor técnicas más complejas, pero no tiene porqué ayudar a ser más creativos.

¿Crees que hay tradiciones intocables? ¿Piensas que todos podemos contribuir con nuestra creatividad personal a legar una tradición culinaria mejorada a las siguientes generaciones? ¿O lo tuyo son las piruletas de fabada y la espuma de paella?
Como historiadora, me encantan las tradiciones, también las gastronómicas. Creo que son fundamentales para comprender nuestra cultura y me da pena ver que muchas se están perdiendo. Pero la historia también avanza gracias a hechos y personajes revolucionarios que se salen de la norma. La tradición más pura e inmutable no existe, y es absurdo negarnos la oportunidad de innovar a partir de ella. No creo que haya nada intocable, y de hecho, lo tradicional es una estupenda base para crear algo nuevo a partir de ella, si se hace con coherencia. Las reinvenciones contemporáneas de platos típicos, como la famosa tortilla de patatas deconstruida, nos ofrecen la oportunidad de experimentar y jugar con nuevas técnicas, sabores y texturas, pero al final todo el mundo vuelve a la tortilla tradicional. La historia termina por poner cada cosa en su sitio.

Entrevista a Liliana Fuchs - Akane (Albahaca y Canela)

¿Te gusta hacer la compra? ¿Dónde sueles comprar? ¿Vas al mercado? Cuando encuentras una lubina, unos espárragos, una coliflor…, lo que sea, maravilloso y te lo llevas a casa ¿cómo haces para sacarle el máximo partido y cocinar un plato delicioso? ¿buscas recetas, te inventas algo nuevo para ese producto en especial?
Me encanta ir al mercado, tanto las tradicionales plazas de abastos como los mercados callejeros semanales (o mercadillos, según la zona). Y me apasionan las tiendas especializadas, las llamadas gourmets (aunque creo que se abusa un poco del término últimamente), aunque por cuestiones económicas no las frecuento tanto como me gustaría. Hago la compra en los comercios de mi barrio, tanto hipermercados como tiendas pequeñas, y cada vez frecuento más un estupendo comercio de productos ecológicos donde encuentro muchas cosas difíciles de ver en otros sitios. La fruta y la verdura la compro en el mercadillo semanal, donde mi suegra y yo somos fieles al mismo puesto, de esos que conocen al detalle a sus clientes. Suelo ir con una lista fija a la compra, pero si me encuentro un producto especialmente destacado es fácil que me rinda y me lo lleve a casa. Para sacarle el máximo partido recurro a buscar ideas entre mis libros de cocina, internet y al consejo de mi madre. Generalmente termino ideando una receta a partir de todas las ideas que haya podido sacar.

“La cocina está íntimamente ligada a las experiencias vitales, y la inspiración está en todas partes”

¿De dónde surgen tus ideas culinarias? ¿Hay algo que te inspire especialmente? (otros cocineros, lecturas, cine, la naturaleza, el mercado, los viajes…) Cuéntanos qué es lo que te emociona.
Considero que la gastronomía en general está muy relacionada con todos los aspectos de la vida, pues no sólo es una necesidad básica del ser humano sino también un elemento cultural fundamental. Por eso encuentro inspiración prácticamente en cualquier cosa del día a día. Está claro que los libros y revistas, las páginas web, blogs y programas televisivos culinarios son una fuente básica de inspiración, pero no lo único. La cocina está íntimamente ligada a las experiencias vitales, y la inspiración está en todas partes. Películas, novelas, obras de arte, un día lluvioso, un recuerdo de la infancia, una canción… Aunque creo que el conocer otros lugares y otras culturas es una de mis fuentes de inspiración más importantes, ya sea viajando o por otros medios. Tener familia y amigos de diversos lugares del mundo han influido muchísimo en mi forma de entender la cocina.

¿Crees que Internet contribuye de alguna forma a hacernos más creativos? Escribir un blog o leer otros, redes sociales etc., ¿han potenciado tu inspiración y tus ganas de crear?
Sin duda alguna. Comencé mi blog cuando acababa de entrar a la universidad, y lo hice después de haber estado un par de años frecuentando páginas y foros de cocina. Internet, la comunidad bloguera y las redes sociales me han permitido conocer a muchísimas personas de lo más variadas, con el interés común de la cocina. He aprendido y sigo aprendiendo de todos, de aficionados y de cocineros profesionales. Me encanta curiosear en las cocinas virtuales de otros; guardo muchas recetas que veo y me gustan, aunque al final suelo quedarme más con las ideas que hay detrás de ellas. El entusiasmo de otras personas con platos y productos determinados es contagioso, y no son pocas las veces que he tenido que levantarme del ordenador para ir corriendo a la cocina a poner en práctica cierta inspiración. Además, internet permite sobre todo compartir nuestra pasión, y si no fuera por la red hay muchas recetas que nunca hubieran visto la luz en mi cocina.

Por último, la pregunta capciosa: cómo crees que se sale antes de las crisis (personales, económicas o sociales) ¿ahorrando o poniendo en marcha la creatividad?
Para salir a flote de cualquier tipo de crisis es necesario esforzarse por aplicar un poco de ingenio. Si las circunstancias nos son adversas, tenemos que luchar contra ellas a partir de nuestra propia iniciativa, haciendo un esfuerzo por fomentar la creatividad. En el ámbito de la cocina, no hace falta gastar un dineral en ingredientes carísimos para llevar el lujo a la mesa, lo importante es saber cómo aprovechar y potenciar los recursos que tenemos para sacarles el máximo partido. Al final, los que logran salir de las crisis son aquellos que consiguen levantarse y aprovechar las circunstancias a su favor, y eso no se puede conseguir sin desarrollar al máximo la creatividad, y arriesgando un poco.

¡Un abrazo!

¡Gracias Liliana!
*Las fotos de este post pertenecen a Liliana Fuchs (Albahaca y canela)

entrada revisada el:17 06 2013
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más