Salsa boloñesa

Como en cuestión de autenticidades lo niego todo, no voy a dar ni mucho menos una receta de la salsa boloñesa con certificado de pedigrí. Simplemente os voy a contar dos bobadas aprendidas a base de hacerla muchas veces y que hacen que salga mucho mejor. Luego si uno le pone zanahorias, o bacon, o apio… allá cada cual. En la receta veréis que todos estos ingredientes los pongo como opcionales.

Claro está que prescindir de la carne o de los tomates no va a ser posible -todo tiene un límite ¿no?-. Pero en mi opinión no hay que poner tanto tomate como se acostumbra y en cambio y este es el truco nº1: hay que ser muy generosos con la cebolla.

¿Cuanto de generosos? Pues mínimo el mismo peso que vayamos a hacer de carne y si nos animamos, ya puestos, un poco más. ¿Que hay que hacer con ella? Nada más que picarla finamente y pocharla a fuego lento antes de añadir la carne. Nos llevará un tiempo, sí. Sobre todo si queremos hacer bastante cantidad (aprovecho para comunicaros que se congela perfectamente).

Y aquí va el truco nº 2, ya que tiene que ver con el tiempo de cocción: nada de darle dos vueltecitas a la carne y quitarla cuando veamos que está hecha. Con una cocción de por lo menos hora y media quedará muchísimo más suave y sabrosa. Para mojarla usaremos caldo y unas cuantas cucharadas de tomate. Se puede añadir una de tomate concentrado para dar color y ya está.

Lo que viene a continuación son los ingredientes que pongo cuando quiero hacerla muy bien. Cuando tengo prisa prescindo de los opcionales y no pasa nada…
Ah, y otra cosa, que podría incluso ser el truco nº 3: Cuando ya está hecha le doy un par de toques flojitos con la batidora de mano para que quede más fina (sólo un poco ¿eh? no se trata de dejarla hecha puré).

Cantidades para salsa boloñesa
Estas cantidades son suficientes para una lasaña importante (8-10 personas e incluso más)

  • 300 g de carne de vaca picada
  • 300 g de carne de cerdo picada
  • 50 g de bacon picado -opcional, se puede sustituir por un poco más de carne picada-
  • 700 g de cebolla picada
  • 1 zanahoria picada
  • 1 rama de apio
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de vino blanco
  • 100 ml de salsa de tomate
  • 1 cucharada de tomate concentrado (opcional)
  • 500 ml de caldo de carne
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

Y para hacerla ya sabéis: Rehogar en el aceite primero las verduras, luego la carne, mojar con los elementos líquidos, dejar cocer lo suyo, sazonar… y ya está, salvo que os guste triturarla un poco más como es mi caso.
¡Buen provecho!
Spoom

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:19 02 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más