INICIO

Pinchos de membrillo con Roquefort
Esta receta lo más complicado que tiene es la foto. Pero habíamos quedado en que en verano no hay ganas de meterse en grandes recetas y ni mucho menos en grandes “fregados”. Así que con una tontería como esta, rica, bien presentada y que se hace en cinco minutos tenemos un aperitivo especial sin esfuerzos incompatibles con la estación. Ya llegará el otoño y con él otras perspectivas culinarias. De momento, esto.

Me recuerdan a una tabla de quesos asturianos que tome hace algunos años en Castropol. Todas las tablas de quesos asturianos son de desmayarse. Nunca he probado ningún queso en Asturias que no me haya sorprendido y maravillado por muy conocido que sea. Pero esa tabla era especial porque además de venir preciosamente presentada, incluía el membrillo más delicioso que recuerdo, nueces y miel. Las combinaciones que pudimos hacer con todo aquello no se acababan y eran a cual más impresionante. Aquí os dejo una foto del amanecer en ese precioso pueblo para que el que no haya ido se anime y de paso pruebe los quesos. Soy de la opinión de que hay que tomarlos allí. Fuera saben a otra cosa.

Por lo tanto, libres sois de probar estos pinchos con Cabrales o cualquier otro queso azul que os apetezca. Yo tenía a mano Roquefort y fue el que puse.

La receta

Ingredientes

[cuatro personas]
2 rebanadas finas de hogaza de centeno • 100 g de membrillo • 100 g de Roquefort u otro queso azul favorito • unos palillos

Elaboración de los pinchos de membrillo con Roquefort

  1. Tostar el pan y cortarlo en cuadraditos.
  2. Cortar el queso y el membrillo en cuadrados del mismo tamaño aproximadamente que el pan. Colocar un trozo de membrillo encima de cada trozo de pan y encima el queso. Sujetar con palillos.

Notas

Conviene tomarlos recién hechos.

Pinchos de membrillo con Roquefort

©Texto y fotos (salvo indicación en contrario): M. Ángeles Torres Secocina

Publicado: 28 07 2009

Revisado: 11 12 2012

Ver más: Índice de recetas, Recetas , , ,

También te gustarán:

Trucha al horno con nueces Cola de merluza con mayonesa Almejas à bulhão pato y apuntes de Lisboa Ensalada de zanahorias y arándanos con salsa de mostaza

Gloria
28 07 2009
13:10

No puede ser que pongas una cosa tan apetecible con esa foto tan bonita y yo viéndolo a las 2 de la tarde ¿me comeré el teclado??? ¿o sera el ratón???


Jelen
28 07 2009
20:09

Doy fe de que a las 9 de la noche se ven igual de apetecibles o más! Adoro el queso con membrillo.


En fin, todo en Asturias está riquísimo, y sin es en Castropol, doblemente. Me encantan las combinaciones de salado con dulce como esta, tengo que hacer dulce de membrillo cuando llegue el otoño… joerrr, ya estoy salivando!


Spoom
29 07 2009
16:11

Gloria: a ver si tu ratón se va a mosquear y se nos come el queso… jaja

Grtacias Jelen, veo que el ratón se ha estado quieto y el ciberqueso aún no ha desaparecido!

Hola Miriam, por supuesto que hay que hacer membrillo… yo también me apunto. En mi casa, el membrillo casero desaparece en un minuto. Y si hago muchísimo, también.

Besos!


polita
30 07 2009
10:35

Esta vez el ¡guau! lo digo yo. Esa combinación se que me va a pirrar…

¿Probaste el queso de La Peral? Muy rico también…

besotes!!!


Spoom
01 08 2009
8:55

Hola Polita, sí lo cocnozco y me encanta. También es muy bueno para estos pinchos.
Un abrazo!


amiloquemegustaescocinar
03 08 2009
13:29

muy buena combinación, sí señor! el dulce del membrillo con el picantillo del queso azul. De 10!! :)


Productos ecologicos
04 08 2009
21:17

Lo he probado con queso añejo y está muy rico, así que me imagino que con el roquefort estará igual, ya que tiene un toquecillo parecido.


Spoom
05 08 2009
8:51

Amiloq. y productos: el contraste con un queso fuerte es genial, pero lo cierto es que el membrillo también va con quesos suaves. Cuando son ácidos (p. ej. un Afuega el pitu ya que estamos por Asturias), es estupendo, y si no también. Con la miel pasa lo mismo.

Un abrazo!


Carlos Dube
06 08 2009
11:33

Y tanto. El pintxo una maravilla. Los contrastes lo mejor. Sobre las tablas de quesos asturianos, probé una vez uno que alucinamos. Nos lo dijeron, lo apuntamos y lo perdimos. No me preguntes ahora por él, porque en su momentos lo buscamos hasta la saciedad y nada. Me suenan todos y ninguno. Una pena y un saludo.


Spoom
10 08 2009
8:02

Hola Carlos ¿pero cómo pudisteis perder eso…?? Menos mal que no perdiste el recuerdo del sabor, seguro que lo acabáis encontrando. Y nos lo cuentas ¿eh?

Un abrazo