Pimientos rellenos de bacalao (fáciles)

¿Pero por qué esta mujer pone que estos pimientos rellenos son fáciles? Se estará preguntando más de uno.

Efectivamente, fáciles, fáciles no son. Pero dentro de lo que es rellenar pimientos del piquillo, es de lo más simplificado que hay. Empezando por la utilización de bacalao congelado. Estos otros, por ejemplo, tienen un relleno más difícil de hacer y de manejar, aunque el resultado es más delicado. Los de hoy llevarán aproximadamente 1 hora y: 1 bandeja de horno, 1 sartén, 2 cazos, cuencos y platitos varios. Pero no os dejéis desanimar por eso si os apetece hacerlos. Esta receta es una buena opción para animarse por primera vez a rellenar pimientos.

Pimientos rellenos de bacalao (fáciles)

Pimientos rellenos de bacalao (fáciles)

Ingredientes

[cuatro personas]
12 pimientos de piquillo de lata • 300 g de bacalao desalado (puede ser congelado) • 2 cs de harina • 300 ml de leche • 1 cebolla • aceite de oliva • 2 dientes de ajo • 300 ml de caldo de pescado o de verduras • 150 ml de vino blanco seco • 1 cs de perejil picado • 1 ct de azúcar • sal

Elaboración

  1. Pimientos: Colocar los pimientos extendidos en una bandeja de horno en la que quepan justos. Rociarlos con aceite (unos 60 ml aproximadamente, no importa que sobresalgan un poco). Añadir un diente de ajo pelado y partido en dos y espolvorear los pimientos con azúcar. Introducir la bandeja con los pimientos a horno precalentado a 180ºC durante 10-20 minutos, dependiendo del grosor de los pimientos. Transcurrido este tiempo, dar la vuelta a los pimientos y volver a introducir en el horno 10-20 minutos más. Los pimientos deben quedar hechos pero no deshechos o rotos, para que se puedan rellenar. Sacar la fuente del horno y reservar por separado el aceite -retirando el ajo- y los pimientos.
  2. Relleno de bacalao: Colocar el bacalao en un cazo con agua fría. Ponerlo al fuego y cuando hierva retirarlo y dejarlo reposar 5 minutos. Escurrir los trozos de bacalao, limpiarlos bien de piel y espinas y desmigarlos.
  3. Poner al fuego un cazo con dos cs de aceite y el otro diente de ajo fileteado. Cuando el ajo empiece a dorarse se añade el bacalao desmigado y se le da una vuelta. Añadir una cs de harina y rehogar un minuto mezclándola bien con el bacalao con una espátula de madera. Ir añadiendo poco a poco la leche que necesite para formar una pasta ligera pero con la consistencia suficiente para rellenar los pimientos. Probar y añadir sal sólo si es necesario. Añadir el perejil picado y reservar.
  4. Salsa: Poner al fuego un cazo con el aceite reservado de hacer los pimientos y añadir la cebolla finamente picada. Sofreír la cebolla hasta que tome color y entonces añadir una cs de harina. Rehogarla con cuidado para que no se queme hasta que tome un color dorado. Añadir el vino y cuando se evapore un poco ir añadiendo caldo poco a poco hasta obtener una salsa no muy espesa. Sazonar con una pizca de sal.
  5. Rellenar los pimientos: introducir el relleno en los pimientos con una cucharilla de modo que el relleno no rebose y colocarlos en la sartén con la salsa.
  6. Dar un hervor a los pimientos en la salsa y servirlos calientes.

Notas

Los tiempos de horno de los pimientos varían dependiendo del grosor que tengan estos. Conviene comprar los más gorditos que se romperán menos aunque haya que tenerlos más tiempo en el horno.

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:12 12 2012
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más