Pasta con salsa amatriciana

Qué poco cuesta hacer una gran receta de pasta italiana y cómo se nota ese pequeño esfuerzo en el resultado. Abrir una buena lata de salsa para pasta es un segundo, pero hacer esta salsa amatriciana apenas lleva un poco más, ya que cuece sola. Merece la pena. Se puede tener hecha con antelación, de forma que a la hora de comer sólo hay que calentarla y cocer la pasta.

A petición de un amigo, he incluido dos bloques de ingredientes: el de siempre para varias raciones (normalmente cuatro o seis) y otro con las cantidades para una persona. Me pareció una sugerencia muy útil (gracias, Fernando), ya que no solamente sirve para los que cocinan para uno mismo –actividad verdaderamente saludable y cada vez más necesaria–, sino que vale para calcular cualquier cantidad de raciones simplemente multiplicando.

Pasta con salsa amatriciana

La receta

Ingredientes

[seis personas]
500 g de pasta (macarrones, espaguetis, lo que os apetezca más) • 500 g de tomate al natural entero (peso escurrido) • 500 g de tomate al natural triturado • 1 cebolla grande • 150 g de panceta salada • 1 cs de tomate concentrado • 5 cs de aceite de oliva v.e. • 1 guindilla fresca • 1 ct de azúcar

[una persona]
85 g de pasta • 85 g de tomate al natural entero (peso escurrido) • 85 g de tomate al natural triturado • 60 g de cebolla • 30 g de panceta salada • ½ ct de tomate concentrado • 1 cs de aceite de oliva v.e. • 1 trocito de guindilla fresca • 1 pizca de azúcar

Elaboración de la pasta con salsa amatriciana

  1. Picar la cebolla y cortar la panceta en tiras de 2 x 1 cm. Poner el aceite en una cazuela al fuego y rehogar la cebolla hasta que esté transparente. Añadir la panceta y rehogar hasta que empiece a dorarse.
  2. Mientras tanto, abrir la lata de tomate entero sobre un colador, para eliminar el líquido. Cortar los tomates toscamente sobre el mismo colador y dejar que escurran.
  3. Retirar las semillas de la guindilla con la punta del cuchillo, sin tocarlas. Lavar y cortar en rodajas.
  4. Añadir el tomate escurrido y la guindilla a la cazuela y sofreír removiendo con espátula de madera de forma que se vaya deshaciendo. Agregar el tomate triturado, el tomate concentrado y el azúcar. Cocer a fuego lento, removiendo de vez en cuando durante 1 hora y media.
  5. Cocer la pasta según las intrucciones del paquete y servir de inmediato con la salsa.

Notas

No he añadido sal al tomate, porque los tomates de lata ya la llevan. En cambio, es necesario poner una pizca de azúcar para compensar la acidez. Como no suelo encontrar guindilla fresca, utilizo guindilla seca y queda muy bien, con un puntito picante, pero sin exagerar.

Pasta con salsa amatriciana

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:13 05 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más