Mantecados al vino dulce con aceite de oliva

Estos mantecados al vino hacen compatibles los dos deseos contradictorios que a muchos hacen sufrir durante las fiestas. A saber: A) comer un montón de mantecados y cosas ricas y B) caber por las puertas en enero. ¿Y cómo puede ser esto compatible? Muy sencillo, estos mantecados caben en la nevera de la Barbie, que como todos sabéis conserva la figura a pesar de los miles de años que tiene. La foto de abajo con la nuez está hecha expresamente para que veáis el tamaño. Vamos, que lleven lo que lleven, con estas dimensiones por ejemplar bien se pueden comer unos cuantos sin efectos secundarios.

El “mini dulce” navideño tiene otras ventajas para golosos: no siempre se llega al final de la comida con sitio para probar unos cuantos dulces distintos, pero si son pequeños no hay problema. Menú de degustación. Esta ventaja es para mí definitiva, y cocino mucho dulce microbio para las navidades, como las hojaldrinas o los polvorones, aunque estos mantecados se llevan la palma.

Los hice con aceite de oliva porque me encanta, pero reconozco que la manteca de cerdo es un ingrediente que se está perdiendo en la cocina española y que también aporta un sabor muy rico y muy familiar en estos dulces. Podéis hacerlos con ella, que dos o tres gramos no os harán daño.

La receta

Dificultad media | 1 hora 30 minutos [activo: 30 minutos]

Ingredientes

[1 bandeja de horno llena]
375 g de harina • 1 cs de azúcar • 200 ml de aceite de oliva virgen extra de sabor suave • 1 cs de aguardiente • 125 ml de vino dulce de moscatel • 1 pizca de sal • 1 pizca de ralladura de naranja o limón (opcional) • azúcar para rebozar

Elaboración de los mantecados al vino dulce con aceite de oliva

  1. Mezclar todos los ingredientes menos el azúcar y amasar hasta que se integren perfectamente. Guardar la masa en la nevera 30 minutos.
  2. Extender la masa con el rodillo hasta que quede con un grosor de 1 cm. Cortar los mantecados con un molde y colocarlos en una bandeja de horno antiadherente o cubierta con papel de hornear.
  3. Hornearlos 30 min a 180ºC o hasta que se doren y estén hechos por dentro.
  4. Todavía calientes, cubrirlos generosamente con azúcar. Cuando se enfríen, retirar el que sobra y guardarlos en una lata.

Notas

Si os apetecen mantecados “de verdad”, es decir, hechos con manteca como su nombre indica, sustituid el aceite por 250 g de manteca de cerdo.
Podéis emplear vino de moscatel o cualquier otro vino dulce que os guste.

Mantecados al vino dulce con aceite de oliva

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:22 02 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más