La genovesa es el clásico bizcocho que sirve para rellenar con mermelada, crema pastelera, nata o frutas. Una vez relleno, la tarta se termina con una cobertura de chocolate, nata, merengue o un glaseado de azúcar.

Para rellenar, se puede hacer una plancha grande de poca altura que luego se corta en varios trozos que se superponen. Habrá que pulir los bordes para igualarlos. Lo más habitual, sin embargo, es hacer un solo bizcocho y cortarlo en uno o dos discos. Antes de cortar, conviene hacer una marca vertical en unos de los lados para volver a colocar los discos en la misma posición en la que estaban. Para no torcerse en el corte, también se pueden poner cuatro palillos alrededor, clavados a la misma altura, que sirvan como guías.

Como veis, el bizcocho de genovesa es la base para muchas recetas de tartas. La receta que os doy a continuación es la del bizcocho de genovesa básico, que va aromatizado con vainilla, aunque se puede añadir también limón o naranja y, para ciertas tartas, chocolate o café.

Receta de bizcocho de genovesa

Ingredientes

[ocho personas]
8 huevos • 100 g de mantequilla • 250 g de azúcar • 250 g de harina tamizada • 1 ct de vainilla en polvo, o de ralladura de cítricos, o del aroma elegido.

Elaboración

  1. Batir los huevos con el azúcar y el aroma elegido hasta que espesen y el batidor deje marca (ver: Bizcochos).
  2. Añadir poco a poco la harina tamizada envolviéndola suavemente con espátula para que el batido no se baje.
  3. Por último, incorporar la mantequilla derretida y enfriada, también poco a poco y mezclando con cuidado.
  4. Colocar la mezcla en moldes forrados con mantequilla y harina y hornear a 150ºC. El tiempo de horno dependerá del molde empleado. Deberá quedar hecho y con color, pero no tostado.
  5. Desmoldar, enfriar sobre rejilla y emplear según la receta.

Un par de ideas para utilizarlo

1) Con este mismo bizcocho de genovesa se puede hacer una sencillísima tarta de frutas: hacer un bizcocho no muy alto; una vez frío, cubrirlo con la fruta elegida cortada, unas puntas de mantequilla y azúcar y gratinarlo hasta que esté en su punto. Se sirve con nata montada.

2) Durante muchos años he hecho esta genovesa para una famosa tarta castillo que ha sido la sensación en muchos cumpleaños infantiles.
El proceso no tiene mucho mérito:

  1. Hacer un bizcocho de genovesa cuadrado
  2. Cortar las esquinas con un aro, de forma que queden unos huecos de cuarto de círculo. Colocar un bizcocho tipo rollito (comprado) en cada uno de los huecos (ya tenemos torres). Para que se queden pegados mojar antes el lateral de cada torre en la cobertura de chocolate
  3. Cubrir el conjunto con cobertura de chocolate: 200 de chocolate negro derretido con 1 cs de agua y 2 cs de mantequilla. Cubrir con la cobertura caliente y dejar enfriar
  4. Poner toblerones para simular las almenas. Gominolas verdes y azules alrededor para el foso. Una chocolatina grande para el puente levadizo con palitos para hacer las cadenas. Galletas o chocolatinas más pequeñas para las ventanas…, lo que se os ocurra. Unas banderitas para rematar son indispensables, eso sí

[1 ct = 1 cucharadita = 5 ml • 1 cs = 1 cucharada = 15 ml • 1 taza = 250 ml • Temperaturas siempre en ºC • calcular cantidades]

entrada revisada el:09 05 2015
ver más entradas »

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más