He aquí una manera muy fácil y sencilla de hacer una mermelada con cítricos, en este caso, mermelada de naranjas sanguinas. Queda más frutal que la que hacía normalmente, más parecida a una confitura, y también resulta más rústica. Además, al llevar toda la cáscara, se preserva el toque amargo que esta proporciona y se consigue una mermelada que se aproxima a la de naranjas amargas, difíciles de conseguir.

Mermelada de naranja sanguina

(seguir leyendo…)

«ver entradas anteriores

...

Si te gusta Secocina y deseas ayudar a mantener una web rápida, con contenidos cuidados y libre de publicidad, tienes la posibilidad de hacer una donación o comprar alguno de mis libros:

ver los libros

saber más